El circuito de Internet

Lisardo Fernández Cordeiro
Pau Mora Murie
2º GII  –  ETSE
Universidad de Valencia




Virtualizar, en sentido poco estricto, añade confusión a la rutina monocromática del paso de los acontecimientos. Así, referirnos a los circuitos de Internet, donde la navegación como concepto de recalar en puertos de interés sin prestar atención al rumbo, se aleja de los trazados inflexibles característicos de pistas dedicadas a correr velozmente. Todo tiene que ver con la transparencia, en ocasiones borrosa, con la que se separan mundos ajenos, extensos y siempre interesantes. Transparencia y velocidad inexistentes para el usuario por lo imperceptible de su singularidad, pero, precisamente por ello, de inexcusable e ineludible presencia.

en casa… en la empresa… lo que se ve… o casi
Tocar los objetos con las manos y verlos con ojos propios hace de la fe una realidad fehaciente y creíble por lo tangible. Así, podemos aprender a la velocidad del rayo si nos percatamos de lo que nos rodea con cercanía abrumadora.
Desde un punto de vista topológico, en nuestra casa, en el cuarto donde pasamos horas enteras de cara a una pantalla y aporreando un puñado de teclas, con una impresora, a falta de espacio, en la alacena y otro ordenador familiar en el cuarto del pesado hermano pequeño, tenemos una minúscula red Ethernet.
Esta red Ethernet la gestiona un concentrador o hub con funciones de switch o conmutador entre la parte inalámbrica y la cableada, a modo de nodo central del que salen dos sendos cables, uno hacia tu ordenador y otro hacia la impresora, conformando un bus tan estrecho que parece una configuración en estrella.
Como el pequeñajo ha dejado de respirar mientras no le conectes a “la interné” y no vas a taladrar toda la casa para meter otro cable, utilizas la antenita que tiene el switch para las comunicaciones inalámbricas, que, además de limpia, impide, por la rapidez de instalación, que el canijo se ahogue.
Con todo esto, se tiene una red propia capaz de comunicarse entre sí, una intranet.
Pero la intención cierta no es pasarle juegos al brother o mandar trabajos sesudos sobre redes de computadoras a la impresora. La verdadera razón de ser del montaje realizado es acceder a la red de redes: Internet.
Para ello, ya no depende de uno mismo y su pericia bricolajera, sino de los gigantes de las comunicaciones, de los operadores de servicios de comunicaciones. Y son ellos los que se responsabilizan, previa firma de contrato vinculante, condiciones de permanencia y demás prácticas neoliberales, de “regalarte por el face” un router o encaminador que, debidamente conectado al concentrador de tu propiedad como una estación más, se encarga de establecer la comunicación de tus equipos desde tu intranet hacia la extranet o mundo exterior.
Veamos a continuación que topologías nos encontramos más allá del router pegadito al jarrón chino que nos han dejado debajo de la ventana.

al otro lado de la pared
Veamos desde el router de la operadora hasta el sevidor web… canal y circuito físico,… interfaces.
Siendo un poco más técnicos:
Una vez nuestra señal abandona el calor del hogar, se dispone a viajar, con su cartelito de destino como bandera, atravesando diferentes routers que lo irán encaminando hacia el servidor u ordenador receptor, culminando con el camino inverso al inicial. Es decir, pasando a través de los interfaces que lo acercan al destino como router, switch, hub, tarjeta de red, etc.
Conociendo un poco este “pequeño” mundo de los comandos de red realizaremos un trazado de la ruta o rutas por donde viaja nuestra información através de la red.
Usando el “símbolo del sistema” de Windows 7 y con el comando tracert seguido de la IP o dominio que deseemos trazar la ruta, obtenemos estos resultados:



Como podremos observar salen números y referencias difíciles de interpretar.
Así pues,  “Internet” nos proporciona herramientas como  el “virtual route” que nos facilita la labor y la visualización de los diferentes nodos por los que pasa nuestra información:

organizando babel
Ante el estremecedor panorama de comunicarse entre los diferentes equipos descritos anteriormente, con objeto de efectuar los menesteres informáticos que se precisan de un modo fiable y robusto, no queda otro camino que la estandarización o normalización de un modelo de comunicación.
Así, el paquete inicial formado por la unidad de datos que se quiere enviar allende los mares internautas, se conforma con capas o niveles de datos que lo envuelven conforme pasa por cada uno de los equipos necesarios para su envío físico, de tal manera que el receptor inmediato se encuentre la capa adecuada y comprensible que posibilite su continuidad en el camino hacia el destino, deshojándose cual cebolla, hasta que el paquete inicial se hace visible y comprensible al otro lado del circuito.

conclusión
Siempre, las palabras de los sabios han servido de inspiración y guía en los albores de cualquier actividad, así que nada mejor para concluir que las de Tim John Berners Lee:
“internet no solo conecta máquinas, conecta personas”.
bibliografía
.. Apuntes de Fundamentos de redes de Computadoras impartida por Paco Micó 2011.
.. El camino hacia El Internet. David Martínez, Carlos Cobo 2011

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *