0% Space Used


    No creo en los proyectos descorazonadores. Los que te arrollan conforme te acercas a saludar. Pues  normalmente, uno ya va con el corazón acuchillado en un sobre de mimbre con el remite de fracaso en la solapa.


    Los proyectos pierden envergadura conforme los conoces y tratas con mimo y entusiasmo.
    Cuanta sandez. Hasta el contador de espacio en mi rincón me recuerda lo que nos forma y transforma: la nada, organizadita, pero la nada. Cero por ciento de espacio ocupado. Exactamente lo mismo que mis pensamientos. ¿dónde los habré dejado?.

0 comentarios sobre “0% Space Used

  1. Sin embargo, no tener sueños ni proyectos, entristece el correr de los días… Siempre animo a que no se renuncie a emprender los caminos que a uno le gustaría andar… nunca es tarde…
    gracias por tus pensamientos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *