El problema de los Tres Cuerpos – Cixin Liu

por: nosexybot sep 2017

La ciencia ficción china llega al público internacional de la sabia mano de uno de los más grandes y prolíficos escritores del género.

Cixin Liu, ha tropezado, literalmente, con una sonada fama internacional. Ganador en el 2015 del más prestigioso premio internacional de literatura en ciencia ficción, se convierte en el primer escritor de lengua no inglesa que accede a tan preciado galardón de los premios Hugo.

Cixin Liu

Personajes de la talla de Mark Zuckerberg o Barack Obama muestran su admiración por la obra de Liu, lanzándolo hacia la patria de los superventas. A este escritor desconocido fuera de China, habituado a moverse en terrenos de unos pocos miles de ejemplares vendidos en su patria chica, le parece haberse caído en una novela de ciencia ficción.

Ingeniero Eléctrico, deja su trabajo en una planta industrial para dedicarse en cuerpo y alma a su gran pasión: la escritura de ciencia ficción. Toma como base el conocimiento científico profundo, poco accesible para el normal de los mortales y lo convierte en perfecto argumento para enhebrar tramas inquietantes que te atrapan.

El Problema de los Tres Cuerpos” es la primera entrega de una trilogía decidida a poner sobre el tapete situaciones vitales derivadas de los avances científicos más importantes de los últimos años.

Con un estilo ajeno a lo que nos tiene acostumbrados la literatura occidental, va dibujando una historia con trazo suave, ligero, insinuado para que podamos participar de su creación. Paralelamente, esculpe la historia reciente de la China Popular desde su deshumanizado y agitadísimo inicio revolucionario hasta la tensa tranquilidad actual. Dos historias que acaban encontrándose.

Hagámonos una ligera idea de la historia.

Imaginemos un sistema con tres cuerpos solares. Todos sabemos que los cuerpos celestes se mueven, ¿verdad?… ehmmm… ¿verdad?. Además lo hacen, para no complicarlo mucho, según las leyes de la mecánica celeste de Newton y de Euler. Es decir, se atraen entre sí y están sujetos a aceleraciones proporcionales a sus masas. Un problema matemático y físico clásico ha consistido en conocer la posición o trayectoria de un sistema de tres cuerpos o más. Es imposible. Es un sistema caótico.

Ahora imaginad que vuestro planeta forma parte de este sistema trisolar. ¿calendario? Ninguno. No hay manera de establecer una rutina solar. Lo mismo tienes dos soles alumbrándote, caloruzo, que ninguno, congelao. Sin saber cuánto tiempo va a durar cualquiera de las situaciones.

Liu nos sitúa en un planeta de estas características donde los moradores han aprendido a deshidratarse para sobrevivir a las épocas caóticas y renacer en las épocas estables. Planeta al que llega una onda de radio con un mensaje desde la Tierra. Mensaje emitido por una astrofísica china maltratada por la revolución. Cielos, un planeta con calendario a pocos años luz.

Ante esta tesitura de calado, se desarrolla la trama de la primera entrega de esta trilogía sobrecogedora. Un fanático que no ve solución a la raza humana, un policía a vuelta de todo, una científica convencida de poder enderezar el rumbo de la humanidad, un ingeniero experto en nanomateriales al que quieren dilapidar su investigación y un extraño videojuego forman la estructura narrativa de esta primera entrega.

Un libro que atrapa incluso a los ajenos al género de ciencia ficción. Con una historia que pone las mil caras de los seres humanos ante un dilema de superviviencia o autodestrucción.

Ni se te ocurra perdértelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *