Arenal Sound 2017 – días 5 y 6

por: nosexybot sep 2017

Los días de apertura del Arenal Sound quedan lejos y los hermosos días centrales se llevan aún entre las venas. Un cóctel de sabores a rebosar de música y experiencias pendiente de redondear con los dos últimos días.

El quinto asalto nos recibe con Despistaos en el escenario grande del Arenal Sound. Su música para público especialmente joven hace que tengan frente a ellos suficientes seguidores como para montar un buen concierto.

La Habitación Roja

La primera perla la encontramos a continuación. Un reloj digital en un lado del escenario Negrita marca la cuenta atrás para la irrupción de La Habitación Roja. Puntuales, comienzan algo sosillos con su nuevo trabajo. Afortunadamente, conforme avanza el concierto se van calentando y regalando a los asistentes estribillos cómplices y llamadas a la fiesta.

Satellite Stories cerraron lo interesante del escenario. Fineses curtidos en sonidos pop bailables, comienzan su andadura al más puro estilo Two Door Cinema Club. Al Arenal Sound llegaron con materia más madura pero con la misma garra.

Entre uno y otro del escenario Negrita, Juan Ferreiro emociona con su música pulcra y detallista. La gente se lo come a besos. Mientras, aprovechamos para escuchar tranquilamente desde la hierba con un falafel entre manos.

Satellite Stories

Lo grande del escenario Desperados venía a continuación. Amaral se plantaron con una estética preciosista. Una pantalla circular en medio del escenario, una constelación de luces a modo de mar de estrellas y una exquisita puesta en escena hacían presagiar una noche magistral. No decepcionaron. La presentación de sus nuevos temas no estuvo todo lo acompañada que podría desearse. Sin embargo, cuando llegaban los hits mundialmente conocidos, cuidadosamente intercalados, el concierto iba creciendo sin fin. Grandes Amaral.

Con la sonrisa puesta, abandonamos el recinto de conciertos. El domingo se presentaba lleno de nombres ligados a la escena hip-hop y reggae latino. Géneros que no están cerca de mis preferencias, pero siempre hay espacio para disfrutar de la buena música, venga de donde venga.

Amaral

Y llegó el último día. Un domingo reluciente y lleno a rebosar de sol y calor… muuuucho calor.

Conforme entrábamos al recinto, vimos un lleno absoluto, más allá de cualquier previsión, en el Negrita. C Tangana había congregado a la mayor cantidad de gente vista en un horario tan temprano. Su hip-hop melódico y su voz perezosa han conquistado el público mayoritario.

Aspencat cambiaba el tercio así como Txarango. Ritmos reggae frenéticos, reivindicativos a la par que festivos y bailongos alegraron a una buena parte de los sounders allí congregados. Los pogos hicieron aparición, culminando las ganas de diversión de los chavalotes más arriesgados.

Aspencat

Entre un escenario y otro de la esplanada principal del festival, nos acercamos al escenario Thunder Bitch en la playa. Un acierto. Descubrimos a dos bandas fantásticas que nos encantaron. Naranja eran todo alegría. Prepararon un concierto alegre lleno de globos gigantes, delfines y cocodrilos hinchables con los que divertir y conseguir una comunión absoluta con los asistentes. Su música, pegadiza y eléctriza, nos encantó.

Lígula aparecieron ya de noche. Una primera canción comenzaba con una melodía de trompeta hecha por el vocalista… con la boca, me atrapó. Empezaron a sonar ritmos pausados, tranquilos, seneros y me hicieron disfrutar de un día que no parecía hecho para mí. Recuerdo a una fan, recién enamorada de la banda, gritar Ligulá y corregirle la posición de la sílaba tónica dulcemente desde el escenario. Una sonrisa asomó en muchas caras y celebramos un concierto tan grande como su descubrimiento.

Lígula

El Desperados comenzó con Rayden llenando tanto como lo había hecho C Tangana. Kase.o mantuvo el nivel.

Cerramos el escenario principal con Clean Bandit un synthpop elaborado y rico en texturas y melodías. Un concierto genial para acabar la fiesta, el festival y la aventura de un Arenal Sound cada vez más volcado en el público jovencito. Les deseamos la mayor de las suertes en los años venideros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *