Hombres sin Mujeres de Haruki Murakami

por: nosexybot, may 2017

Haruki Murakami nos acerca, en “Hombres sin mujeres”, una colección de siete relatos cortos conectados entre sí por un hilo invisible de soledad, pérdida, desorientación y fantasía.

Como lector de raticos nocturnos y recién llegado al universo Murakami, me topo con una escritura ágil y fluida, incluso atrayente e hipnótica. La curiosidad por acercarme a este consagrado autor, siempre en boca de entendidos, ha valido la pena.

Murakami parece negarse a pasar desapercibido en este difícil mundo de la creación literaria. Idolatrado por una legión de seguidores como si de un fenómeno fan se tratara, no cabe duda que sabe proyectar su persona y su obra. No en vano, ha cultivado la cultura pop occidental desde su base y principios espirituales haciéndola propia. Con ese saber, su arraigo nipón y un cuidado modelo de mercadotecnia, mantiene una atención casi permanente sobre su producto.

Es precisamente esta vertiente la que aprovechan sus detractores para atacar su obra y virtudes. No parece encajarles que se pueda ser escritor de éxito, famoso superventas, aplaudido personaje y varias veces nominado al Premio Nobel de Literatura. Quizá éstos también ayudan a su carrera.

Haruki Murakami

En fin. Arrastrando las teclas desde el autor hacia su obra, hago hincapié en el agradable sabor a buena literatura que me ha dejado.

Hombres sin mujeres” muestra la dependencia casi visceral de los hombres hacia la pareja que les hace humanos y el desasosiego consecuente de su pérdida, abandono o ausencia. Un argumento común a los siete relatos, pero desde ángulos sustancialmente distintos.

Drive my car habla de la pérdida de la amada con la que se ha guiado y compartido toda una vida. Kafuku trata de evocar su recuerdo desde el asiento de un viejo coche conducido por una solitaria conductora.

Yesterday utiliza el conocido gusto de Murakami por la Beatles, para desgranar una historia de sobre la eterna búsqueda de la identidad. Esta vez, el protagonista narra el desgarro del alma ante la incapacidad de encontrar una relación.

Un órgano independiente describe la transformación de un amable pero superficial doctor cuando lo asalta el amor. Un amor, por supuesto, no correspondido.

Sherezade es el apodo con que bautiza el protagonista a una mujer que acude a cuidarlo periódicamente. Una dedicación altruista que riega con momentos de placer sexual e historias a medio coser que mantienen al receptor de tanto esmero absolutamente abnegado.

edición japonesa del libro

Kino encuentra a su mujer en la cama con otro hombre. Su inmediata reacción es huir. En el pequeño bar que abre buscando alivio a su desgracia, halla el camino hacia lo que siempre le ha aquejado.

Samsa enamorado se muestra como un remake extraño de “Metamorfósis” de Kafka. Muestra la necesidad de compañía como algo ajeno a la sociedad o la educación. Nace de nuestra propia alma.

Hombres sin mujeres es el relato que da nombre a la colección de cuentos. Una llamada intempestiva hunde a un hombre en lo más profundo de su pensamiento. El suicidio de una mujer a quien amó lo envuelve en la soledad de sentirse un hombre sin mujer.

Para quien le apetezca perderse entre cuentos de desamor poco transitados o que simplemente quiera disfrutar de una lectura que embelesa, aquí tiene un título altamente recomendable.

Os dejo un trailer de la obra que consagró a Murakami, llevada al cine “Norwegian wood”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *