MY WHOLE LIFE CRYING – MISHIMA

por: jajato, feb 2017

Una o dos semanas viendo día a día un anuncio de “la Cuatro”. Risto Mejide se relaja en su sillón anunciando sus próximas entrevistas en el Chester. En ese anuncio escucho una canción apenas perceptible que se cuela por debajo de la conversación familiar, -siempre lo veo a la hora de cenar, claro está. La canción hace saltar un resorte en mí, sólo son 25 segundos de anuncio, suficientes en este caso. El Shazam no es capaz de cazarla en tan poco tiempo. No es que esté seguro, porque para eso he de estar muy al tanto de tenerlo en marcha mientras comienza, activar la escucha y lo más importante: convencer a toda la tropa familiar que se calle en el acto y durante 25 segundos para que la aplicación sea capaz de localizar tema y autor.

Pero la mosca sigue en la oreja zumbando casi todas las noches. ¿De quién demonios será ese tema?, Veo a las claras que puede ser una gran canción, que apunta maneras y claro, uno tiene curiosidad musical. Sobre todo si, como decía, el resorte ha saltado ya. No me queda otra, a buscar, y eso hoy en día es fácil, (al momento salta el dato), banda MISHIMA, tema MY WHOLE LIFE CRYING.

Mishima. foto Alberto Polo

A la banda ya la conocía, pero siempre con sus canciones en catalán. Con esos ritmos lentos e intermedios. Me sorprendí al escucharlos en inglés.

La canción engancha desde los primeros acordes de la acústica y el susurro de la voz. Luego, con su ritmo y melodía, el enganche se va multiplicando. Vaya, de las que te pasas el día tatareándola.

El tema me hace tener ganas de bajar a la calle (hoy que ha llovido) y comenzar a pisar charcos y saltar sobre el agua y reír y mojarme los pies como un niño o como un adolescente después de dar su primer beso de amor, mientras la canción resuena en mi cabeza.

Mishima in concert. foto Cesc Maymó

Después ya subo a casa y sin secarme los pies, me paseo por el resto del disco. Doce canciones nos regala Mishima. Quizá sean las expectativas de haber comenzado el disco oyendo el corte 8, pero hasta la pieza nº 7 los pies se me han enfriado, salto el tema 8, (por no volver a bajar otra vez a la calle). A partir de ahí ya vuelvo a sentir calor y a tener ganas de bailar suave y lentamente, eso sí, en el comedor de casa o en la habitación.

Un consejo: si coges a tu pareja por la cintura en el tema 10 y os marcáis un baile, aunque sea en medio del pasillo, cada vez te gustará más este grupo y a ella o a él, le gustaras mas tú, y si no tienes pareja balancéate dentro de ti, a mi me sirve para sentirme mejor.

GRACIAS MISHIMA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *