Born to be blue -2016

por: nosexybot – dic 2016

Chet Baker, trompetista blanco de jazz, se enfrenta a una etapa compleja de su vida con la única ayuda de una actriz en fase de promesa y su pasión por la música.

Este extraño biopic, mezcla de realidad y ficción, afronta el reto de presentar una pequeña parte de la vida de Chet Baker, desde una perspectiva algo diferente al típico guión del género. Se aleja del trillado modelo “rise and fall of”, para cautivarnos con una tierna historia de amor salpicada por la sombra de una fragilidad abocada a un abismo de incierto navegar.

Ethan Hawke, quizá algo mayor para la época que pretende representar, borda una actuación excepcional. He disfrutado como un enano de su interpretación, de su delicadeza, del acertado modo en que se ha aproximado al personaje, al jazz, a la pasional manera de enfrentarse a la desventura, a cómo evocar la tristeza cínica como forma de vida.

Carmen Ejogo, encarna a Jane, la actriz que interpreta a  la que fuera mujer de Chet en el prometedor arranque de su carrera como músico de jazz, en un mundo complejo y negro, donde Dizzy Gillespy, Miles Davis o Charlie Parker eclipsaban todo lo que sonaba al jazz. Un papel de dulce y enamorada pareja de baile, con inquietudes propias, que guía el pseudorescate de una voz rota en unos labios únicos para arrancar el alma a la trompeta.

La cinta arranca con el rescate de Chet Baker de una cárcel europea por consumo de heroína, para que haga de intérprete de sí mismo en una película autobiográfica. Jane interpreta a su anterior mujer. Durante el rodaje surge el amor entre los dos y en su primera cita, Chet sufre un ataque por parte de unos camellos a los que debía dinero. Ese encontronazo le deja sin dientes e incapaz de tocar la trompeta. Es ahí donde comienza un relato de lucha contra su adicción a la heroína y recuperación de sus dotes con la trompeta, con un par de armas en sus famélicos bolsillos: Jane y su pasión por su especial forma de interpretar jazz.

Una historia que te mantiene pegadito al asiento o el sofá. Una banda sonora que quita el hipo, guiando eficientemente al oído en unos sonidos poco accedidos por el común de los mortales. Seguro que, tras los títulos de crédito te lías a buscar en tu discoteca o en la discoteca gigante de youtube, quién demonios era ese tal Chet Baker y qué nos dejó.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *